Cambio climático y medioambiente

El Ártico arde en llamas por segundo año consecutivo, una señal clara del cambio climático

Los incendios liberan toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera, y las altas temperaturas hacen que el hielo marino de Siberia se derrita rápidamente. Lo que “pasa en los polos no se queda en los polos”, si no que afecta las temperaturas y eventos climáticos de latitudes más bajas, donde viven miles de millones de personas. Un nuevo estudio advierte que si no se toman medidas urgentes será trágico el futuro del ecosistema ártico y que los osos polares desaparecerán en este siglo.

La histórica nube de polvo de 2020 del Sahara hacia el Caribe, un peligro para la salud

El polvo africano sopla a través del Atlántico cada año, pero este año el evento es particularmente intenso y extenso y amenaza gravemente el medio ambiente, la salud de miles de personas, así como el transporte y las economías, han explicado expertos de las Naciones Unidas. Tres islas del Caribe han tenido que poner al nivel máximo sus alertas de contaminación de aire, que alcanza niveles que no se habían visto en 20 años y puede causar enfermedades respiratorias y cardiovasculares.

Una ola de calor extremo afecta el Ártico con una posible temperatura récord de hasta 38°C y voraces incendios

El COVID-19 no pausa el cambio climático. Los científicos aseguran que el Ártico se calienta a un ritmo que es el doble del resto del planeta, pero la tendencia se ve en ambos polos: hace apenas unos meses el Antártico también reportó una temperatura récord de 18,4 grados centígrados. Además, los incendios forestales en el noreste de Siberia y el círculo polar ártico siguen aumentando en los últimos días y una gran cantidad de especies como osos polares, caribúes y ballenas están en especial peligro a medida que el hielo marino desaparece por el calor.
 

El plástico de preproducción, una amenaza para los océanos que llega a las costas de México

El plástico de preproducción, un tipo de microplásticos conocidos como nurdles, pellets o lágrimas de sirena aparecen en el paraíso Caribe de Mahahual, en Quintana Roo, México. Se trata de pequeños fragmentos de resina plástica que se funden para crear productos más grandes como botellas y que representan un grave peligro para la fauna marina y potencialmente los seres humanos. En el Día Mundial de los Océanos resaltamos el trabajo de un grupo de activistas liderados por una mujer que intentan identificar la procedencia de estos contaminantes, y luchan para crear conciencia dentro de su comunidad.

El coronavirus paraliza el mundo, pero no el cambio climático

A pesar de la disminución de las emisiones por la disrupción de la pandemia, las concentraciones de dióxido de carbono alcanzaron un nivel nunca visto para la temporada en mayo, que a su vez fue el más cálido de la historia. “Es hora de volver a la naturaleza”, es el mensaje de la ONU que propone una recuperación socioeconómica de la crisis de la pandemia más verde y que proteja la biodiversidad que nos queda, así como el futuro de la humanidad. Desde Colombia, más países se comprometen en la lucha.

El coronavirus, la advertencia del planeta de que la humanidad debe cambiar

Un nuevo mapeo mundial de riesgos zoonóticos como lo es el COVID-19, más empleos verdes, la restauración de los ecosistemas y la biodiversidad, la reducción de la contaminación, así como la lucha contra el cambio climático, están entre las herramientas que tiene el planeta para salir de la crisis mejor de lo que estaba antes de la pandemia. 

Día de la Tierra: también hay que aplanar la curva del cambio climático

En medio de la pandemia de coronavirus, la temperatura sigue subiendo, los glaciares derritiéndose y los desastres naturales acechando, por lo que no se puede detener la lucha contra el cambio climático. Ya han pasado 50 años desde el primer Día de la Tierra, y los científicos alertan sobre las consecuencias que el calentamiento global ha tenido sobre salud, nuestra comida y el futuro de la humanidad.

Coronavirus, cambio climático, agua... Las noticias del lunes

La pandemia de coronavirus se acelera y muchos países solo están respondiendo de forma defensiva, una estrategia insuficiente. El Secretario General pide un alto el fuego mundial poder llevar ayuda contra el coronavirus. La suspensión de la actividad económica ha mejorado la calidad del aire en ciertos lugares, pero no sustituye las medidas contra el cambio climático. La lucha contra el COVID19 no se ganará si 2200 millones de personas no tienen agua potable.

La cuarentena por el coronavirus mejora la calidad del aire, pero no sustituye la acción climática

A pesar de una disminución de la contaminación en países como China e Italia que batallan el COVID-19, los niveles de dióxido de carbono mundiales han sido, hasta ahora, más altos que el año pasado. Los expertos también advierten de una posible subida extrema de las emisiones una vez termine la emergencia, tal y como ocurrió después de la crisis financiera del 2008.

Un arca de Noé para salvar a los arrecifes del caribe mexicano

El Síndrome Blanco, la enfermedad más letal del coral conocida hasta ahora, ataca a los arrecifes de México, ya tiene al borde de la extinción a una especie y ha matado a miles de colonias coralinas. Las aguas negras, el turismo insostenible, el cambio climático y el mal manejo de residuos también amenazan estos ecosistemas. Los expertos temen lo peor, un “Arca de Noé” con material genético de corales para repoblarlos en el futuro es la propuesta de un activista avalado por un grupo de académicos.