Cambio climático y medioambiente

La emergencia climática es una realidad y hay que invertir en adaptarse a los desastres que se avecinan

António Guterres dijo que el COVID-19 nos ha enseñado que no “nos podemos permitir ignorar los riesgos conocidos”, y que el cambio climático es uno para el que debemos prepararnos invirtiendo en programas adaptación y alertas tempranas para reducir los daños que sin duda vendrán en el futuro.

En la naturaleza se encuentran las respuestas para crear las tecnologías sostenibles

Max Hidalgo recibió recientemente el premio Campeones de la Tierra por su proyecto "Yawa", para construir turbinas eólicas portátiles capaces de recolectar hasta 300 litros de agua al día a partir de la humedad y la neblina atmosféricas. La tecnología contribuye a cerrar un poco la desigualdad social ya que puede ayudar a las comunidades afectadas por sequías y cambios en los patrones de lluvia. 

Una muestra más del avance del cambio climático: el 2020 fue el tercer año más caliente registrado

La década de 2011 a 2020 fue la más cálida desde que se tienen registros, con los seis años que más altas temperaturas han observado, todos a partir de 2015. El enfriamiento producido por el fenómeno La Niña colocó al pasado como el tercer año más alto en nivel de calor, después de 2016 y 2019. El mundo “va camino a alcanzar un aumento catastrófico de la temperatura de 3 a 5 grados Celsius en este siglo”, advierte el titular de la ONU.

No actuar contra el cambio climático le costará muy caro a los países

El 2020 no fue solo el año de la pandemia, también fue el año de temperaturas récord y crecientes catástrofes del cambio climático: inundaciones, sequías, tormentas, incendios forestales y plagas de langostas. Actualmente el mundo se encamina hacia un aumento de temperatura de al menos 3°C este siglo, lo que solo intensificará estos desastres que tienen un costo económico de miles de millones de dólares, además del sufrimiento que infligen en los ecosistemas y las sociedades.

El mundo vislumbra la eliminación de la peste ovina y caprina para 2030

Se trata de una enfermedad vírica caracterizada por fiebre, llagas, diarrea y neumonía, que ataca a los pequeños rumiantes como las ovejas y cabras, pero también ha sido detectada en camellos y otros animales. El virus puede llegar a ser mortal para los animales y para las familias más vulnerables que dependen de ellos para subsistir. 

Guterres llama al mundo a reconciliarse con la naturaleza y vencer la pandemia con “inteligencia” e “inversiones adecuadas”

El mundo no ha cumplido ninguno de los objetivos de biodiversidad mundial fijados para 2020 y además se enfrenta a un déficit de financiación de 711.000 millones de dólares anuales hasta 2030, advirtió este lunes el titular de la ONU. Por ello, aplaudió el anuncio de que la Gran Muralla Verde, una gran extensión ecológica que cruza el continente africano de oeste a este, recibirá más de 14.000 millones de dólares.

2020: el año de la pandemia de COVID-19 que cerró el mundo

Nadie ha salido indemne de 2020. Por un motivo u otro, todos los ciudadanos del mundo hemos resultado afectados por un nuevo virus que nos llevó, en el mejor de los casos, a estar encerrados en nuestras casas y, en el peor, al duelo de la pérdida de seres queridos. Intentar abarcar todos los aspectos en los que el COVID-19 ha marcado nuestra vida es imposible, por ese motivo en este resumen nos centramos solo en seis: la desigualdad, la economía, la educación, la migración y la lucha científica contra el coronavirus.

Si no acabamos con las emisiones de efecto invernadero podemos quedarnos sin arrecifes de coral a finales de siglo

Antes de que sea demasiado tarde, la humanidad debe actuar con urgencia para modificar la trayectoria de este ecosistema, que es el equivalente del canario en la mina de carbón ya que nos avisa sobre el impacto climático en los océanos.

Las langostas del desierto vuelven a invadir África y amenazan la comida de millones de personas

A pesar de las medidas de control, la reproducción sustancial y generalizada de la plaga continúa en el este de Etiopía y el centro de Somalia, así como a ambos lados del Mar Rojo. Cada enjambre de langostas de un kilómetro cuadrado se consume la misma cantidad de alimentos diarios que unas 35.000 personas y amenazan países que ya de por sí sufren de sequías, conflicto y hambre. La agencia de la ONU para la agricultura  necesita financiación para librar la guerra contra los insectos.

El 2021 es el Año Internacional de las Frutas y las Verduras: menos desperdicio y más salud

La obesidad causa más muertes en el mundo que la combinación de las enfermedades de transmisión sexual, el tabaco y la violencia armada, además de ser un factor de riesgo de enfermedad grave de COVID-19. En el 2021 los países pondrán énfasis en fomentar dietas más saludables y ricas en frutas y verduras, que además son más sostenibles y amigables con la lucha contra el cambio climático. Estos alimentos actualmente sufren los niveles más altos de pérdida y desperdicio.