Cambio climático y medioambiente

Las olas de calor de 2018 no son una sorpresa

El clima extremo, que incluye temperaturas récord y olas de calor, sequías y precipitaciones desastrosas, marcó la primera mitad del verano en el hemisferio norte, lo que ha repercutido en la salud,, la agricultura, los ecosistemas y la infraestructura y ha provocado incendios forestales devastadores.    

Grecia, una llamada de atención para intensificar la prevención de los incendios forestales

La representante especial de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres ha señalado la necesidad de invertir en la respuesta y la preparación ante los desastres y, en concreto, en la prevención de los incendios forestales, que están causando cada vez más víctimas y niveles récords de pérdidas.

Consejos para protegerse de una ola de calor

Cada año, las altas temperaturas perjudican la salud de muchas personas, especialmente los ancianos. El fenómeno desencadena agotamiento, ataques cardíacos o confusión y puede empeorar afecciones existentes como enfermedades cardiovasculares y respiratorias.

Los desastres naturales hunden más en la miseria a los países pobres

Terremotos, ciclones, huracanes y otros desastres naturales cuestan a la economía mundial aproximadamente 520.000 millones de dólares, pero la peor parte se la llevan los países con menos recursos lo que les puede impedir que alcancen los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

30 grados en el Círculo Polar Ártico

La Organización Meteorológica Mundial alerta de que estos episodios de calor extremo encajan en los escenarios previstos como consecuencia del cambio climático.

El cambio climático y las guerras en muchos países no son una coincidencia

El cambio climático está indisolublemente vinculado a algunos de los desafíos de seguridad más urgentes de nuestro tiempo; por ese motivo los estudios de impacto climático deben ser considerados como alertas tempranas para la prevención de los conflictos.