Israel-Palestina

Cobertura especial de la crisis en Oriente Medio

El 7 de octubre, Hamás lanzó miles de cohetes contra Israel, desde varios puntos de Gaza, según se informó. Hamás llevó a cabo una incursión terrestre a gran escala en Israel, capturando a decenas de rehenes y matando a más de 1000 israelíes.

En respuesta a este ataque, las autoridades israelíes declararon la guerra. Posteriormente, las Fuerzas de Defensa israelíes iniciaron ataques aéreos de represalia contra Gaza, matando a más de un millar de palestinos, desplazando a más de 340.000 e impusieron un cerco total sobre toda la Franja, sin permitir la entrada de alimentos, agua, electricidad y otros suministros vitales.

Hospital de campaña del Cuerpo Médico Internacional en Rafah, Gaza. (Archivo)
PMA

Gaza: La ONU condena el bombardeo israelí a un campo de desplazados en Rafah

El resultado de una acción así era totalmente predecible, afirma el responsable de la ONU para los derechos humanos. La agresión nocturna incendió las tiendas de campaña en que dormían las personas desarraigadas, dejando decenas de muertos y cientos de quemados. El organismo de socorro dice que Gaza es el “infierno en la Tierra” y los expertos califican el ataque como una “atrocidad monstruosa”.