Aumentan las ejecuciones en algunos países, pero disminuyen más de 30% a nivel mundial

10 Abril 2019

El número de personas ejecutadas cayó un 31% en 2018, alcanzando su nivel global mínimo en diez años; sin embargo, las muertes debidas a la pena máxima se incrementaron en Bielorrusia, Estados Unidos, Japón, Singapur y Sudán del Sur, según el informe anual sobre el tema presentado este miércoles por Amnistía Internacional.

La publicación detalla que en 2017 se llevaron a cabo al menos 993 ejecuciones, mientras que en 2018 la cifra mundial fue de 690.

El país que registró la mayor baja del castigo capital fue Irán, donde esas muertes disminuyeron un 50% gracias a la reforma de sus leyes antinarcóticos.

Audio:
Carla García
Duración:
2'9"

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.