"Son algunas de las historias más desgarradoras que he escuchado"