Los líderes mundiales deben recordar que los migrantes no son números, sino personas

6 Diciembre 2017

Ana Laura López, una activista mexicana que fue deportada de Estados Unidos y separada de sus hijos, fundó una organización para proteger a los migrantes que hizo parte de la fase de consultas a la sociedad civil del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular.

López se encuentra en Puerto Vallarta, donde líderes mundiales se reúnen para decidir el contenido del Pacto y analizar lo reunido durante las consultas.

La activista conversó con el Centro de Información de la ONU en México, y envió un especial mensaje a los Estados.

Laura Quiñones informa.

Producción: Laura Quiñones

Entrevista: Benjamín Fernández/CINU México

Duración: 4'40''