La ONU impulsa movimiento para la abolición de la pena de muerte

29 Septiembre 2015

La pena de muerte es un acto discriminatorio, que recae principalmente sobre los pobres, los enfermos mentales y los miembros oprimidos de comunidades minoritarias, aseguró este martes el Alto Comisionado de Derechos Humanos en un panel organizado en la sede de la ONU como parte de su campaña para su abolición.

Desde la perspectiva de las familias de las víctimas de asesinato, la pena de muerte no brinda la justicia que promete e interfiere en un difícil proceso de recuperación. En un discurso leído en nombre del Secretario General de la ONU, Zeid Ra’ad Al Hussein, aseguró que en muchos casos responder a una muerte con otra no honra a la víctima.

“En países de todo el mundo, las víctimas de terribles crímenes, incluyendo el genocidio, crímenes contra la humanidad, crímenes de guerra y el terrorismo, han hecho campaña a favor de la abolición de los asesinatos legales”, dijo el Alto Comisionado.

El evento contó con la participación de varios representantes gubernamentales así como familiares de las víctimas y la activista contra la pena de muerte Helen Prejean, que se hizo famosa por su libro “Pena de muerte”, que fue convertido en una película protagonizada por Susan Sarandon y Sean Penn.

Zeid señaló que en los últimos 12 meses se han visto importantes progresos en el movimiento por la abolición universal de la pena capital en Fiji, Madagascar, Surinam y el estado de Nebraska en EE.UU.

En la actualidad 160 países han abolido o no practican la pena de muerte y en diciembre del año pasado, un número récord de Estados apoyaron la resolución de la Asamblea General de la ONU que pide una moratoria a las ejecuciones como preámbulo a la eliminación de la pena capital.

Duración: 1’48”

Producción: Carlota Fluxá

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.